Cómo desarrollar una estrategia de expansión en tu negocio

Cómo desarrollar una estrategia de expansión en tu negocio

jueves, 21 de mayo de 2015
Una vez tienes asentada tu empresa en cuanto a la planificación, la puesta en marcha y la consolidación en el mercado, seguramente te plantees que ha llegado el momento de crecer y de expandirse a nuevos mercados.
Cómo desarrollar una estrategia de expansión en tu negocio

El estancamiento nunca resulta positivo en una empresa, y uno de sus objetivos debe ser todo lo contrario, crecer y sumar para mejorar sus resultados y no quedarse atrás. La exportación marítima de mercancías puede ser una de las vías de crecimiento. Sin embargo, no sirve exportar tus productos si no tienes una estrategia previamente preparada con la que te puedas asegurar en la medida de lo posible del éxito de la operación.

“En una estrategia de expansión no podemos evitar los riesgos. Lo que sí podemos hacer es minimizarlos para asegurarnos el éxito.”

En este sentido, desarrollar una estrategia de expansión es básico para hacer crecer tu negocio con garantías asumiendo los mínimos riesgos posibles (nunca podremos crecer sin asumir algún tipo de riesgo). Si estás decidido a hacer crecer tu negocio presta atención.

Matriz de Ansof: 4 estrategias de expansión de tu negocio

Igos Ansoff, consultor y matemático ruso, definió en 1957 las 4 vías de crecimiento de las que dispone una empresa para desarrollar su plan de expansión. La conocida matriz de Ansoff, o Matriz Producto/Mercado ha sido aceptada a nivel internacional como una regla básica para el crecimiento y expansión de una compañía.

Como decimos, esta matriz establece 4 estrategias de expansión:

  • Penetración en el mercado: esta estrategia trata de crecer en los mercados actuales con los productos actuales. Para ello es importante el marketing y la publicidad, haciendo más visibles los productos y generando una mayor necesidad en los consumidores.
  • Desarrollo de productos: hace referencia a ofrecer nuevos productos en los mercados actuales en los que trabaja la empresa, atendiendo a nuevas necesidades que puedan tener los actuales clientes, por ejemplo.
  • Desarrollo de mercados: consiste en ofrecer los productos actuales en nuevos mercados, incrementando el público y por lo tanto los clientes potenciales. Se puede optar por el acercamiento a nuevos públicos o por la expansión geográfica.
  • Diversificación: trata de cambiar los productos y los mercados. Mientras que los anteriores trabajaban sobre ambos o alguno de estos factores, con la diversificación se ofrece una nueva línea de productos en un nuevo mercado. Se trata de la estrategia de expansión más arriesgada.
Para desarrollar el plan de expansión de tu negocio vas a tener que elegir qué estrategia vas a seguir y a partir de aquí trabajar para llevarlo a cabo, teniendo en cuenta qué nuevos servicios, soportes y ayudas vas a necesitar en todo este proceso.