barco-combustible-ecologico

Alternativas energéticas en el transporte marítimo internacional

lunes, 26 de octubre de 2015
El transporte marítimo internacional no puede dar la espalda a las nuevas alternativas energéticas. Es por ello por lo que tanto para ahorrar como para mejorar la emisión de partículas nocivas, se implementan nuevas formas de combustible.
barco-combustible-ecologico

El transporte internacional de mercancías, como actividad que implica el desarrollo económico a nivel mundial, debe adquirir ciertos compromisos con el medio ambiente y buscar formas de actividad que reduzcan la huella humana en la atmósfera.

Una cuestión ética

El transporte marítimo genera alrededor del 3% de las emisiones antropogénicas de CO2 en todo el mundo, por lo que es un sector que se sitúa en el punto de mira a la hora de tratar temas de reducción de emisiones a la atmósfera.

Es por ello por lo que, más allá de lo que la actividad económica les pueda traer, tanto Gobiernos, como Delegaciones Portuarias, como las propias empresas navieras, deben tratar ampliamente este tema y plantear medidas que reduzcan la contaminación.

A día de hoy, además de un conjunto de buenas prácticas y eficiencia en el diseño de buques que permitan el ahorro de combustible, se plantea el gas natural licuado como la alternativa más eficiente al fueloil residual, una alternativa energética que, además, reduce costes.

Hasta un 30% se reducen las emisiones de CO2 con el uso del gas natural licuado, siendo más significativa la reducción hasta el 100% en partículas y en dióxido de azufre, y un 90% en óxido nitroso. 

Buenas prácticas

No sólo en la innovación en el uso de combustibles se puede aplicar prácticas ecológicas. En cuestiones como reducir la velocidad del buque en trayectos de mercancías no perecederas, se consume menos combustible y se reduce significantemente las emisiones.

El material de los contenedores, fomentando el uso de materiales ligeros es otro tema que puede ayudar a la reducción de emisiones, así como en la construcción con líneas aerodinámicas que faciliten el movimiento del barco.

América Latina en el punto de mira

El transporte marítimo a Latinoamérica y zonas del Caribe ha sido el mayor campo de pruebas para la transición del fueloil al gas natural licuado o el diésel marino. No sólo por cubrir el 90% de todos los movimientos de flete internacionales en términos de volumen y ser el principal facilitador de la participación de la región en el mercado mundial, sino porque sus gobiernos han comenzado a despertar en la concienciación por este tema medioambiental.

Esta región en la que AGC tiene una fuerte presencia, se está esforzando por mejorar su competitividad y por reducir el coste de los combustibles marinos. Dado que la eficiencia del combustible está estrechamente ligada con las emisiones, las medidas políticas llevadas a cabo van en la misma dirección de mejorar el Medio Ambiente y de mejorar la competitividad.