Gruas-transporte-marítimo

¿En qué basar los costes del transporte marítimo internacional?

lunes, 27 de junio de 2016
Contar con una empresa especializada en transporte marítimo internacional es el mejor recurso para abordar el comercio exterior, pero debemos tener muy claro qué costes acarrea esta excelente decisión.
Gruas-transporte-marítimo

Cuando contratamos los servicios de una empresa especializada, no debemos caer en la tentación de reducir los costes a la resolución del servicio contratado: contar con una empresa de transporte marítimo internacional no es por tanto, o no debe ser únicamente desplazar la mercancía de un puerto a otro sin más.

Por otra parte, está en el plus de confianza y tranquilidad que nos puedan ofrecer, las ventajas de la contratación de servicios con expertos en el transporte mundial.

Distribución de la mercancía

Porque no es lo mismo enviar toneladas de un producto que una pequeña partida, al igual que no es lo mismo el envío a un único puerto o la distribución en varios, el primer coste a tener en cuenta es la opción de grupaje o flete de contenedor completo, así como la variedad de destinos y salidas.

Aduanas

El comercio internacional está ampliamente controlado y, según el destino, puede estar regulado o restringido el envío de ciertas mercancías mediante aduanas. Para que esto no sea un problema, contar con asesoría y ayuda con la información y el papeleo es un valor añadido imprescindible.

Recogidas

Tanto la tranquilidad de que la cadena de distribución va a ser completada en un único proceso de transporte, como las facilidades de no tener que preocuparnos por encontrar transportistas de confianza que completen la entrega una vez llevada a puerto la mercancía, merecen la consideración de este coste extra.

Almacenaje

Si no es posible el transito inmediato o la distribución continuada una vez llega a puerto nuestro contenedor, contar con el plus de almacenes estratégicamente situados para completar la cadena logística es la solución adecuada a esta situación para que el proceso de comercialización no se vea frenado en seco.