Qué tipo de contenedor marítimo se adapta mejor a mis necesidades

Qué tipo de contenedor marítimo se adapta mejor a mis necesidades

viernes, 12 de agosto de 2016
No conocer las diferentes posibilidades que ofrece el mercado de los contenedores marítimos nos puede hacer desaprovechar las ventajas que cada uno de ellos ofrece en el transporte internacional de mercancías.
Qué tipo de contenedor marítimo se adapta mejor a mis necesidades

Desde productos perecederos que requieren de contenedores especiales hasta el transporte de líquidos, cada necesidad de transporte de mercancías se puede ver cubierta en el uso de diferentes tipos de contenedores marítimos. A continuación le ofrecemos un listado de los más habituales:

  • Dry Van: contenedores estándar, cerrados herméticamente y sin ventilación
  • Metálicos: de similares características que los Dry Van pero sin ir cerrados herméticamente.
  •  Reefer: contenedores que cuentan con refrigeración para mantener los productos frescos sin romper la cadena de frío durante su transporte.
  • Open Top: se trata de un contenedor dry van pero con apertura por la parte de arriba apra que pueda sobresalir la mercancía.
  •  Flat Rack: para mercancías que no se adaptan al formato rectangular, carecen de paredes laterales e incluso frontales y traseras.
  • Open Side: abierto a uno de sus lados para poder permitir la carga de mercancías que por su volumen, no son accesibles desde la entrada frontal.
  • Tank o Contenedor cisterna: para transportes de líquidos a granel, no es más que una cisterna la cual se introduce en un contenedor estándar para que vaya protegida a la par que el líquido se transporta adecuadamente.
  • Flexi-Tank: como alternativa al contenedor cisterna surge la solución de transporte flexitank: una bolsa donde contener el líquido que debido a su versatilidad, aprovecha mejor el espacio que una cisterna a la par que protege el líquido contenido.

Qué tipo de contenedor marítimo elegir

Los criterios por tanto para la elección del contenedor que más nos convenga son básicamente tres:

  • Mercancías perecederas
  • Mercancías de tamaño irregular
  • Mercancías líquidas
Teniendo en cuenta estos tres factores ya podremos determinar de entrada la elección de un tipo de contenedor u otro.