divisas

El cambio de divisas en el mercado marítimo internacional

viernes, 14 de octubre de 2016
Los diferentes valores de la moneda entre mercados es un factor importante a la hora de tener en cuenta cómo rentabilizar la exportación. ¿En qué nos debemos fijar a la hora de valorar el cambio de divisas en el mercado marítimo internacional?
divisas

El cambio de una moneda a otra en el comercio internacional es uno de las mayores factores a tener en cuenta para rentabilizar una operación de exportación de productos, ya que si no se opera dentro del marco de un mercado común como el Europeo o que se controle al 100%, podemos ver ampliado o reducido el margen de beneficio a la hora de exportar.

Elección del tipo de operación

La aparición de un imprevisto como este se soluciona mediante la previsión. Esto conlleva que elijamos vender un producto porque resulte más barato exportarlo que producirlo en el país de destino, o que si no es el caso, contemos con las herramientas para producirlo allí mismo o la forma de reducir los costes del cambio de divisa y la consecuente devaluación.

Elección del mercado adecuado

Para ello, podemos considerar la elección del mercado adecuado que nos permita evadir el problema de una devaluación eligiendo el puerto de destino que mejor posibilidades comerciales ofrezca, así como considerar otras operaciones como la distribución capilar.

Rentabilizar los costes derivados

Un producto puede perder valor individualmente si se exporta a un mercado donde su coste sea menor que en el de origen, pero podemos reducir ese margen que a priori nos supone pérdidas si atendemos a servicios como el grupaje marítimo, destinando únicamente una parte de un contenedor a su transporte y ahorrándonos el coste de fletar uno completo para un producto que de entrada nos costará rentabilizar más.

Por otra parte, si resulta más costoso producirlo en el país de destino, podemos fletar un contenedor completo y aunque no encontremos salida de entrada a todo el producto, acudir a otras opciones como el almacenaje en puerto.