comercio marítimo 2017

Retos del transporte marítimo internacional en 2017

martes, 20 de diciembre de 2016
El transporte marítimo internacional aborda con optimismo un año que se prevé como bueno, pero con ciertos retos que superar por delante.
comercio marítimo 2017

2017 comienza con buenas perspectivas para el sector del transporte marítimo. Tras unas caídas en los precios y en las tasas de flete de contenedores que ha supuesto cerrar 2016 con unas pérdidas que rozan los 4.500 millones de euros, la prudencia es clave este nuevo ejercicio fiscal para alcanzar el mínimo de 2.300 millones de euros que se estiman como ganancias para este periodo. ¿Qué retos se deben afrontar para ello?

Competencia controlada con China

Los gigantes asiáticos con China a la cabeza han sido los precursores de una crisis que ha llevado al sector a construir buques de mayor capacidad cada vez, para sí de esta forma poder reducir costes y resultar más competitivos. Lo cual ha conllevado a una saturación del sector en el que la oferta ha superado a la demanda generando pérdidas.

Para superar este reto, conviene depositar la confianza en empresas de transporte marítimo internacional de confianza que base su política de acciones en un servicio destinado a asesorar, garantizar y facilitar el transporte mundial de mercancías más allá de la guerra de precios.

Compensación de precios

Para 2017 se prevé una subida del precio del combustible, a la que sumar la subida de las tarifas de flete. Este factor que a priori puede resultar negativo para el consumidor, permite un aumento lógico del margen de precios en todo el sector, que al haber permanecido tan bajo en 2016 ocasionaba reducciones en la calidad del servicio de algunas empresas que se aferraban a competir a cualquier precio.

Un aumento del rango de precios permitirá que la calidad no vaya reñida a un número, y que el coste final del flete de un contenedor o del grupaje se base en la profesionalidad y el servicio ofrecido y no por una imposición del mercado.