fletar-contenedor-marítimo

En qué consiste el flete de contenedores en el transporte marítimo

miércoles, 11 de enero de 2017
El flete de contenedores en el transporte marítimo internacional es una de las mejores opciones de comercio mundial, por lo que no debemos perder detalle de su completo funcionamiento.
fletar-contenedor-marítimo

Dentro del transporte internacional de mercancías, os podemos asegurar que el flete marítimo es una de las mejores, más rentables y cómodas opciones de comercio, pero para tenerla en consideración, debemos primeramente conocerla en profundidad.

¿Qué es el flete marítimo de contenedores?

El flete consiste en el envío de mercancía a través de un contenedor transportado mediante barcos de carga de puerto a puerto.

El flete es la mejor opción para transportar grandes volúmenes de mercancías, ya que su transporte es más seguro y barato que si lo realizamos mediante otras opciones. La gran capacidad así como los diferentes tipos de contenedores permiten que se puedan transportar desde todo tipo de productos manufacturados, graneles sólidos o incluso líquidos.

¿De qué depende el coste del flete de contenedores?

El coste de fletar un contenedor dependerá de la ruta elegida y de la frecuencia de paso mayoritariamente, precios que pueden variar dependiendo de la oferta y la demanda. No obstante, el índice de precios viene marcado y regulado por instituciones internacionales, y suelen ser estables a medio-largo plazo, lo que permite hacer previsiones comerciales sin miedo a cambios o subidas en los precios.

Alternativas al flete de contenedores

La mejor alternativa al flete sin perder sus notables ventajas (gran capacidad, precios competitivos y seguridad) es el grupaje, consistente en aprovechar el espacio de otros contenedores en envíos concretos que nos permitan mandar mercancía que de otra forma no podríamos llenar el contenedor y, por tanto, no amortizar su coste.

Mediante la opción de grupaje marítimo abaratamos el coste, pagando sólo una parte proporcional del envío del contenedor, aprovechando la frecuencia de envío, sin tener que esperar a llenar un contenedor completo.