Declaración de Atenas, un impulso para el transporte marítimo europeo

Declaración de Atenas, un impulso para el transporte marítimo europeo

martes, 22 de julio de 2014
Los Ministros de Transporte de la Unión Europea firmaron el pasado 7 de mayo ayer la llamada Declaración de Atenas, un repertorio de buenas intenciones que revisa la política comunitaria de transporte marítimo hasta 2018.
Declaración de Atenas, un impulso para el transporte marítimo europeo

El documento aprobado, reconoce la dependencia europea del transporte marítimo “ya que un 75% de las importaciones y exportaciones de la Unión y un 37% del comercio interior pasan por puertos marítimos”. Y deja constancia de que el sector marítimo europeo “debe hacer frente a una competencia cada vez más fuerte por parte de terceros países”. La contribución del sector a la economía europea resulta difícil de exagerar: 5,4 millones de empleos y un valor añadido bruto de casi 500.000 millones de euros por año.

El transporte marítimo europeo, constata la Declaración, se enfrenta a desafíos importantes, entre ellos la aplicación cabal de las nuevas normas medioambientales, sobre todo las que obligarán a cambiar la motorización de los buques para poder quemar combustibles limpios; y la escasez de marinos competentes ante la colonización laboral de marinos procedentes de países que ignoran derechos básicos de los trabajadores.

La Declaración afirma que “los Estados miembros deberían concentrarse en la aplicación efectiva de los convenios internacionales y del acervo marítimo de la UE”, y que “la aplicación efectiva de los convenios y las normas acordadas a nivel internacional garantizan unas reglas de juego globales”.