¿Qué está pasando con los fletes? El coste del transporte marítimo baja

El coste del transporte marítimo baja por la menor demanda de mercancías.

Los fletes marítimos encadenan cuatro meses consecutivos de descensos semanales. Después de alcanzar cotas nunca vistas, con incrementos de hasta diez veces comparados con el promedio histórico a causa del colapso de las cadenas de suministro por la COVID, los fletes están regresando de manera progresiva a sus cauces.

El Baltic Dry Index, un índice promedio de referencia que mide el coste del transporte a granel, ya se encuentra en los niveles de prepandemia. El índice compuesto Drewry, que mide el coste de los barcos contenedores de 40 pies, lleva semanas a la baja. Estos últimos días ya ha caído un 66,5% en comparación con la misma semana del año pasado: cotiza en poco más de 4.000 dólares, cuando hace un año rozaba los 10.000 dólares.

¿En qué situación nos encontrábamos con la crisis del Coronavirus?

Con el confinamiento por el coronavirus en el 2020, los flujos comerciales se alteraron, los contenedores estaban mal repartidos y la demanda masiva de bienes con el boom del comercio electrónico llevaron las tarifas hasta el cielo. Poco a poco, la anomalía se ha reconducido.

¿Hacia qué tendencia vamos?

Detrás de una buena noticia siempre está la otra cara de la moneda: el comercio acostumbra a ser un buen indicador de la coyuntura. Cuando ralentiza, descuenta o anticipa la llegada de una próxima recesión. En todo caso, según comentan los operadores, esta bajada de las tarifas está siendo desigual. De entrada, el Baltic Index se refiere a la carga a granel, pero los buques contenedores presentan costes añadidos de almacenaje más lentos de reducir. Para que se tenga una idea, los precios de este tipo de barcos siguen estando cuatro veces más altos respecto a antes de la covid.

¿Esta situación es mundial?

También hay diferencias geográficas: los barcos que recorren el área del transpacífico han disminuido un 48% sus tiempos de recorrido en lo que va de año y sus precios han bajado de forma marcada. En cambio, en las rutas que transcurren entre Asia y Europa los tiempos de carga aún superan los 46 días, cuando antes de la COVID se estaba en 29 y las tarifas se reducen más lentamente. Una explicación es que en Estados Unidos ha habido presión para investigar posibles prácticas monopolísticas de las navieras, mientras que en Europa la Comisión, más laxa, revisará su marco regulatorio para el 2024: aquí, las navieras europeas y los distintos grupos de interés aprovechan para defender sus negocios, incluso en un contexto económico a la baja. “Los síntomas de recesión han hecho bajar los precios, pero estas compañías europeas todavía operan como un oligopolio de facto”.

¿Qué nos depara el futuro?

El futuro es incierto. Las navieras seguirán utilizando las cancelaciones como herramienta para mantener altos los fletes, por lo que es poco probable que los precios sigan bajando y alcanzarán pronto un suelo. Sin olvidar las cuestiones geopolíticas. La tensión entre Taiwán y China podría agudizar los problemas de la cadena de suministro en el estrecho de Taiwán, en un territorio con los complejos portuarios más grandes y con mayor actividad del mundo. El efecto dominó de un conflicto sería enorme, peor que la crisis en Ucrania.

Desbloqueando el potencial del transporte aéreo de mercancías

Los aviones son el medio de transporte más rápido y, por tanto, el más adecuado para el envío de productos dentro de la cadena de suministro, que requieren una entrega rápida y ágil. Mientras que el transporte por carretera, ferrocarril y marítimo son opciones populares, el transporte de mercancías por aire ha ganado reconocimiento como una solución rápida y eficiente. Características del transporte aéreo La tecnología en los últimos años ha permitido que el transporte aéreo dé un salto de calidad, y por tanto sea cada vez más utilizado por las empresas para la logística de exportaciones e importaciones. Velocidad y eficiencia: El transporte aéreo destaca por su velocidad. Pueden transportar mercancías a destinos remotos en cuestión de horas o días. Esta velocidad permite una respuesta, la reducción de tiempos de espera y una mayor satisfacción del cliente. Conectividad global: Operan en una amplia red de rutas y destinos, lo que permite a las empresas enviar sus mercancías a prácticamente cualquier lugar del mundo. Los vuelos internacionales conectan países y continentes, facilitando el comercio transfronterizo y la expansión de los mercados. Seguridad y protección: El transporte aéreo de mercancías ofrece un alto nivel de seguridad y protección para los envíos. Los aeropuertos cuentan con estrictos controles de seguridad y sistemas de rastreo avanzados, lo que reduce el riesgo de pérdida, daño o robo de la carga Flexibilidad y programación: El transporte aéreo ofrece una gran flexibilidad en términos de programación de envíos. Las aerolíneas operan vuelos con regularidad y frecuencia, lo que permite a las empresas ajustar sus horarios de envío según sus necesidades. Manejo de mercancías especiales: El transporte aéreo es ideal para el envío de mercancías especiales que requieren condiciones específicas, como productos farmacéuticos, alimentos perecederos o carga peligrosa. Los aviones pueden contar con sistemas de refrigeración, control de temperatura y seguridad.  La logística del transporte aéreo En el transporte aéreo identificamos dos tipos de usuarios que dan origen al proceso de envío: En el transporte aéreo, el cargador se refiere a la entidad o persona que envía o carga la mercancía para su transporte. Puede ser un fabricante, un proveedor, un distribuidor o cualquier otra parte involucrada en el proceso de envío de mercancías. El cargador es responsable de preparar y embalar adecuadamente la mercancía, proporcionar la documentación requerida y coordinar con el agente de carga o la aerolínea para asegurarse de que la carga esté lista para su transporte El destinatario es la entidad o persona a la que se envía la mercancía y a quien se entrega al final del proceso de transporte aéreo. Puede ser un cliente, un almacén, una empresa o cualquier otra entidad designada para recibir la mercancía. Tipos de transporte aéreo Es importante tener en cuenta que estas clasificaciones no son exhaustivas y la industria del transporte aéreo puede tener otras subdivisiones y tipos específicos según las necesidades y características de cada mercado y operación. Transporte de carga: Se enfoca en el movimiento de mercancías y carga en aviones dedicados. Operan vuelos específicamente diseñados para el transporte de carga y pueden utilizar aviones diseñados para la carga o aviones de pasajeros con bodega de carga habilitada.  Servicios de mensajería y paquetería: Se centran en el transporte rápido y seguro de paquetes y documentos. Operan una amplia red de rutas y vuelos para entregas urgentes y rápidas.  Transporte de carga especializada: Este tipo de transporte aéreo se ocupa de mercancías que requieren condiciones especiales de manejo o transporte, como carga refrigerada, carga peligrosa (productos químicos, explosivos, etc.), carga viva (animales vivos) o carga pesada y de gran tamaño.

Ver Más